lunes, 30 de marzo de 2009

Kraków - Cracovia


Antigua capital de Polonia 

 

Kraków es una ciudad de riquísima historia, por la que también pasa el Vístula y en la que diferentes pueblos influyeron en su cultura y arquitectura.
Este fin de semana lo pasé allí y me enamoró. Es la seguna ciudad más importante del país (la primera en sentido cultural) y sin embargo parece que te encuentres en un pueblo grande, para nada en la que un día fue la capital.

Uno de los primeros puntos turísticos obligados es la plaza mayor, Rynek Glówny, en la que se encuentran la Iglesia de Santa María, Sukiennice entre otros. En 1241, Cracovia ,como muchos otros lugares, sufrieron los ataques mongolos, llamados aquí "Tártaros" (=gente que viene del infierno). Lo quemaron todo a su paso y por tanto la ciudad quedó destrozada. Sólo quedó en pie la iglesia de San Andrés, la iglesia de Santa María y Wawel (el castillo), no obstante, se volvió a reconstruir de nuevo. Los arquitectos de la época aprovecharon para hacer un plano de la ciudad más amplio y geométrico; diseñaron una de las plazas más grandes de Europa, con 200m de largo y 200m de ancho. Todas las calles del casco viejo desembocan en la plaza; da la sensación de que la cuidad te hace ir hasta allí.
En la torre más alta de la iglesia de Santa María, cada hora un trompetista toca una melodía que se detiene en la mitad. Esta melodía, o Hejnal, fue la alarma que tocó el vigilante de la torre y que despertó a Cracovia cuando los mongolos se acercaban a la ciudad. La música se detiene en el momento en que una flecha atravesó el cuello del trompetista.

Wawel está compuesto por la catedral (Katedra Wawelska), en la se encuentra la campana más grande de Polonia y enterrados varios reyes y artistas polacos. El castillo, en el que hay un museo, donde se puede ver algunas ruinas y la estructura del mismo y las cámaras reales y habitaciones preciosas. También se encuentra la cueva del Dragón (Smocza Jama) y el dragón que cuida del castillo con su fuego!

Kazimierz fue el barrio judío que albergó a unos 60.000 judíos hasta el comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Aquí todavía se encuentran 9 sinagogas y dos cementerios. También se puede visitar la fábrica de Oscar Schindler, donde se rodó la famosa película "La lista de Schindler" de Steven Spielberg.

Tras la reconstrucción de la ciudad comenzó la Era de Oro para Cracovia y Gdansk. En este momento reinaba Casimiro el Grande (1333-1370), el cual hizo mucho bien para el país y para Cracovia (Mandó construir la primera universidad polaca "Jagiellonski" y dió más derechos a los judíos, tras las masivas oleadas que hubo en Polonia y les cedió el territorio que estaba pensado para la universidad, convirtiéndose en el barrio judío "Kazimierz").

Esta ciudad fue la capital desde 1038 hasta 1596. En 1596 comenzó el cambio y en 1611 Varsovia fue proclamada capital de Polonia por Segismundo III Waza. Algunas de las razones de este cambio fueron: Segismundo quería ser rey de Suecia y príncipe de Polonia y desde Varsovia hay 350km menos para ir a Estocolmo, también influyó que Wawel estaba destruido por el fuego y que en Cracovia se extendió una epidemia.

Cracovia fue afortunada y eso ha quedado patente en su imagen: no sufrió las consecuencias de todos los levantamientos producidos a lo largo de la historia ni en la Segunda Guerra Mundial.


Desde un punto de vista turístico, tengo que decir que la ciudad está muy preparada. En el casco antiguo hay muchísimos hostales. Tanto la estación de trenes como la de autobuses está a 15 minutos de Rynek Glówny. Hay autobuses cada hora para ir a Auschwitz y cada veinte minutos para Wieliczka, la mina de sal.

Y la última cosa, no podéis iros de Cracovia sin probar los "Obwarzanki". De todas formas no os podríais olvidad de ellos, porque a cada 200m hay una paraeta.

6 comentarios:

Basseta dijo...

¡Ché collons!

¡La filla de Claudio! ¡Podríes ser filla meua! Ya sabes que soy un buen amigo de tu padre desde la infancia.

Te diré una cosa: si pienso en una de las personas más buenas que haya podido conocer en mi vida me viene a la cabeza tu bis-abuela María "La Virreina". Te podría contar muchas cosas de ella, porque convivimos en la misma calle durante muchos años.

[La bitácora muy chula, si señor, muy elegante]

Rebeczka dijo...

Vaja! m'alegre de sentir el que dius! :D
Espere que algún día mos coneguem personalment.

Saluts!

Claudio dijo...

Oooh, niña! ¡Qué gozo da leerte!

Me da la sensación de que he estado en Cracovia. Muy bueno el estilo y muy cálido.

Me quedo con las ganas de que describas la Mina de Sal o Auswitz. Lo harás, ¿verdad?

Un besote. Echaba de menos tus artículos.

Robercik dijo...

Ciesze sie bardzo z Twojego "Descubriendo Polska". Nie tylko tego teoretycznego, ale przede wszytskim tego aktywnie praktycznego :)

Buzka :*

sara dijo...

estoy de acuerdo con tu papa :)
esperamos una próxima entrega con Auschwitz y las minas de sal :P

Mari dijo...

Hola, jo sóc germana de Basseta, o siga Basseta també, i no tenia ni idea de que una filla de Claudio estiguera a Polonia.

He viatjat a Polonia en dues ocasions i és un país que m'encanta, més que res per la gent.

Estic d'acord amb tu respecte a Cracovia i amb el meu germà respecte a la tia Maria.

Les mines de sal són impresionants i Gdansk una ciutat preciosa. Sopot, al costat de Gdansk, un poble turístic amb molt d'encant i glamour.

Dobranoch!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails